Cerrar Menú
Programa de Prevención COVID-19 Obtener Ahora
Abogados Laborales del Condado de Riverside > Blog > Abogado Laboral para Empleadores > ¿Puedo despedir a un empleado por dormir en el trabajo?

¿Puedo despedir a un empleado por dormir en el trabajo?

DormirTrabajoDespido01

En general, un empleador de California puede despedir a un empleado en cualquier momento, con o sin una razón. Existen, por supuesto, varias excepciones críticas. En particular, un empleador no puede despedir a un empleado con base en ciertas categorías protegidas por la ley, incluyendo una incapacidad. Pero eso supone que el empleador tenía conocimiento, en primer lugar, de que el empleado tenía una incapacidad.

Básicamente, corresponde al empleado acudir a su supervisor u otro representante de la gerencia para informar al empleador de una incapacidad. Si el empleado requiere un ajuste razonable para hacer su trabajo, el empleador debe entonces participar en un proceso interactivo de buena fe para encontrar dicho ajuste. Un empleador no está obligado a aceptar cualquier ajuste que imponga una “carga excesiva” a la empresa. El empleador tampoco está obligado a modificar los “deberes esenciales del trabajo” de la posición del empleado.

Reglas del jurado para empleador en demanda de discriminación por incapacidad

En una decisión reciente de la Corte de Apelación del Segundo Distrito de California, Snoeck v. Exaktime Innovations, Inc., la evidencia planteó una pregunta interesante: ¿puede un empleador despedir a un empleado por dormir en el trabajo? La respuesta puede parecer obvia, pero todavía requiere un juicio, una sentencia y una apelación para llegar a una conclusión.

El demandado en este caso es una compañía que vende software. El demandado contrató al demandante para trabajar como representante de ventas. Esto significaba que el trabajo principal del demandante era llamar a clientes potenciales durante el día laborable, para vender verbalmente los productos y servicios de la compañía.

Aproximadamente dos años después que comenzó el empleo del demandante, el supervisor del demandante comenzó a notar que dicho demandante se estaba durmiendo en el trabajo. El demandante aparentemente había sido diagnosticado con apnea del sueño alrededor de este tiempo, pero nunca reveló este hecho al supervisor o a cualquier otra persona en la compañía.

Después de darle al demandante dos advertencias verbales, el director financiero del demandado (CFO, por sus siglas en inglés) decidió terminar la relación laboral con el demandante. Después de hablar con el demandante, sin embargo, el director financiero decidió darle una licencia para ausentarse por 60 días, la cual el demandante aceptó. Cuando la licencia expiró y el demandante solicitó una extensión, el demandado en ese momento tomó la decisión final de poner fin a su empleo.

Posteriormente, el demandante presentó una demanda en contra del demandado por discriminación por incapacidad. Un jurado emitió un veredicto a favor del demandado sobre todas las acusaciones menos una (la falta de participación en el proceso interactivo). Insatisfecho, el demandante apeló el veredicto en el Segundo Distrito.

La corte de apelaciones, sin embargo, no vio ninguna razón para cuestionar el análisis del jurado. El Segundo Distrito señaló que las pruebas “no obligaban a llegar a una conclusión” de que el demandado alguna vez supo sobre la presunta incapacidad del demandante (su apnea del sueño) y mucho menos que su decisión de ofrecerle licencia fue discriminatoria. Más concretamente, la decisión final del empleador de despedir al demandante no fue discriminatoria. De hecho, incluso si el demandado estuvo consciente de la incapacidad del demandante, el quedarse dormido en el trabajo claramente “le impidió desempeñar sus funciones esenciales del trabajo”, absolviendo así al empleador de cualquier responsabilidad por discriminación.

Hable con un abogado laboral de California hoy mismo

Todos los empleadores de California deben estar conscientes de sus obligaciones para hacer ajustes a los empleados que les informen de una incapacidad que puede afectar su habilidad para desempeñar su trabajo. Al mismo tiempo, los empleadores no están obligados a hacer ajustes que no sean razonables para los empleados que simplemente no pueden hacer su trabajo en absoluto. Si necesita asesoramiento o representación legal de un abogado laboral para empleadores del Condado de Riverside y del Valle de Coachella que esté calificado, comuníquese con el Despacho Jurídico de Karen J. Sloat, APC, hoy mismo para programar una consulta.

Fuente:
https://scholar.google.com/scholar_case?case=1486228848562531989

Facebook Twitter LinkedIn
+